Archive for author: Colfarma

CURSO: Farmacéuticos en movimiento

Fundamentación: –Modulo 1: Describe y analiza la funcionalidad de nuestro cuerpo en distintas situaciones.

Modulo 2: Expone y analiza la actividad física en relación a la salud, sus beneficios y riesgos, los controles de salud según las edades y en relación a la aptitud (capacidad física) para una mejor calidad y cantidad de vida

Objetivos:

– Comprender las modificaciones agudas y crónicas de órganos y sistemas desde el conocimiento de los fundamentos de la fisiología del reposo y ejercicio, indicando las diferencias del género.

– Conocer las pautas básicas de una carga de trabajo físico.

– Diferenciar los riesgos y beneficios asociados a la actividad física, tanto por su práctica circunstancial como por su práctica sistemática.

– Definir la actuación del farmacéutico comunitario en la asistencia primaria de salud, desde el contexto que ofrece el programa farmacéuticos en movimiento.

En referencia a la recepción de la evaluación del Curso Farmacéuticos en Movimiento, por favor, sacar fotocopia a la evaluación realizada y enviar la misma. No recortar las originales.

Si usted no es matriculado del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires o no reside en la Provincia de Buenos Aires y quiere adquirir el presente Curso por Gestión a Distancia, por favor dirigirse a http://www.cofa.org.ar Teléfono (011) 4342-1001 Correo Electrónico: cursos@cofa.org.ar

Inscripción Farm. Matriculados y Farm. Certificados – haga click aquí…

Inscripción Farmacéuticos Recertificados – haga clic aquí…

No Matriculados: haga click aquí…

Para mayor información escribir a: administracióndeap@colfarma.org.ar

Curso a distancia “El Farmacéutico como Agente de Salud en la Calidad de Vida de la Población”

Organización del Curso: El Curso a distancia “El Farmacéutico como Agente de Salud en la Calidad de Vida de la Población”, está diagramado en 6 módulos divididos en 3 libros. Para que el mismo este completo Ud. debe completar y enviar la evaluación que encontrará al final de cada libro al Departamento de Científico del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires.

Objetivos Generales

–  Contribuir a la capacitación y actualización del Farmacéutico.

– Promover acciones en el Farmacéutico para la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y el mejoramiento de la calidad de vida de la población.

Objetivos Específicos

– Interiorizar al Farmacéutico sobre su rol educador  en el mejoramiento de la calidad de vida de la población.

–  Promover conductas preventivas a través de la alimentación y la actividad física así como también en otros hábitos poblacionales.

–  Concientizar del rol preventivo del Farmacéutico en las patologías y problemas prevalentes en la población del siglo XXI

–  Informar al Farmacéutico sobre hábitos saludables (conductas preventivas)  según edad y sexo.

En referencia a la recepción de la evaluación del Curso El Farmacéutico como Agente de Salud en la Calidad de Vida de la Población, por favor, sacar fotocopia a la evaluación realizada y enviar la misma. No recortar las originales.

Si usted no es matriculado del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires o no reside en la Provincia de Buenos Aires y quiere adquirir el presente Curso por Gestión a Distancia, por favor dirigirse a http://www.cofa.org.ar Teléfono (011) 4342-1001 Correo Electrónico: cursos@cofa.org.ar

Inscripción Farm. Matriculados y Farm. Certificados- haga click aquí…

Inscripción Farmacéuticos Recertificados haga clic aquí…

No Matriculados haga click aquí…

Para mayor información escribir a: administracióndeap@colfarma.org.ar

Comision Asesora

Colegas de la Comisión Asesora, para comenzar a recibir la señal de video y audio sólo debe hacer click en la pantalla.

Recuerde prender los parlantes o subir el volumen de su computadora.

Para preguntar y opinar, puede utilizar la caja de chat que está debajo de la pantalla. También pueden escribir a olimpiadas@colfarma.org.ar

Protegido: Teleconferencias Colfarma

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo, por favor, introduce tu contraseña a continuación:

Protegido: Teleconferencias Colfarma

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo, por favor, introduce tu contraseña a continuación:

Farmacity: la justicia dijo NO!

FalloFarmacity

FalloFarmacityEl jueves 30 de junio recibimos con alegría el fallo de la Corte Suprema de Justicia bonaerense que votó en forma unánime contra el modelo de farmacia de Farmacity con sentencia el 22 de junio: “… se rechaza el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto”.    

Se trata de un duro revés para la cadena de farmacias del grupo Pegasus, porque la Corte se pronunció en forma definitiva sobre la presentación realizada en 2012 por la cadena en el juzgado N° 2 de La Plata a cargo de la  juez María Ventura Martínez.    

En la provincia de Buenos Aires la farmacia no es un comercio, se trata de un Servicio Público, un modelo con respaldo del Ministerio de Salud, la legislatura Provincial (Ley 10606) y ahora la Suprema Corte de Justicia de la Provincia.    

El Juicio iniciado por la cadena Farmacity contra el gobierno bonaerense para poder instalar farmacias en nuestra provincia, bajo la figura de Sociedades Anónimas, llegó a su fin con un fallo definitivo y contundente de la Suprema Corte provincial.   

Nuestro Colegio, con el patrocinio letrado del Dr. Daniel Sabsay, fue tercero coadyuvante y en sintonía con la Fiscalía de Estado de la Provincia de Buenos Aires defendimos la distribución racional de farmacias y la propiedad en manos del Profesional Farmacéutico.     Con posición firme y clara expresamos que la farmacia es una extensión del sistema de salud y el servicio debe estar a cargo del profesional farmacéutico. Un servicio que debe estar donde lo necesita la gente, en cada rincón de esta vasta provincia.    

Este modelo que posibilitó la instalación de farmacias en los pueblos y en los barrios, es el que Farmacity pretendía romper.    

Luego cuatro años de juicio, la Corte Suprema bonaerense ha puesto punto final a la discusión sobre la ley 10606, la propiedad de las farmacias y la distribución racional de las mismas.    

El Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires agradece a quienes a quienes sostienen con su trabajo diario esta red sanitaria de atención a nuestros pacientes y no descansará en la defensa de las leyes vigentes y la promoción de servicios que garanticen el acceso a los medicamentos y la salud a nuestra población.    

Cordialmente

Farm. MARIA ISABEL REINOSO Presidente del CFPBA

Nuevo sitio

Rojo

Rojo

Esta una prueba del nuevo sitio

Declaración de San Nicolás de los Arroyos para el “Uso Racional De Los Antibióticos”

En la Ciudad de San Nicolás de los Arroyos, provincia de Buenos Aires, Argentina, a los diecisiete días del mes de Noviembre de 2012, en el marco de la Jornada “Hacia el Uso Racional de los Antibióticos” auspiciado por la Municipalidad de San Nicolás de los Arroyos, el Foro Farmacéutico de las Américas, el Consejo de Salud de la Provincia de Buenos Aires, el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, el Consejo Superior Colegio de Odontólogos de la Provincia de Buenos Aires y el Consejo Superior Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires se proclama la siguiente DECLARACIÓN DE SAN NICOLÁS SOBRE EL USO RACIONAL DE LOS ANTIBIÓTICOS que adopta como referentes a la Declaración de Punta del Este del 7 de Abril de 2011 y a la Declaración de Guadalajara del 1 de Mayo de 2001.

Debemos reconocer que el notable progreso científico y tecnológico que ha caracterizado al primer decenio del siglo XXI no ha aportado más equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, ni más armonía entre las personas: estas circunstancias incluyen los problemas con potencial de alcanzar niveles de hecatombe que conduce el uso irracional de los antibacterianos en las comunidades y en los ámbitos hospitalarios de América Latina. Desde esta perspectiva se impone, inicialmente, la tarea de identificar las tensiones actuales entre cohesión, solidaridad y exclusión para orientar la reflexión.

Esta preocupación presupone superar la visión de teorías convencionales del desarrollo económico, originadas en modelos de crecimiento, donde se trata al bienestar social como enfoque de necesidades básicas centrado en proporcionar bienes y servicios materiales a grupos de población que padecen privaciones; y a los seres humanos como insumos de los procesos de producción: recursos humanos, un medio antes que un fin.

Construir cohesión significa respetar la dignidad del ser huma-no y tejer vínculos sociales en nombre de la solidaridad. La búsqueda de una identidad colectiva basada en su historia y en la defensa de intereses comunes caracteriza la acción del Estado, que también puede considerar la solidaridad como fundamento de sus políticas sanitarias, educativas, socioculturales, económicas, etc. La exclusión no es un problema que interese sólo desde el punto de vista de su historia, sino que preocupa desde el problema de las actitudes sociales hacia la pobreza: en lugar de solidaridad se observa indiferencia y temor, y la más dolorosa es la ignorancia.

“El desarrollo humano es un proceso conducente a la ampliación de las opciones de que disponen las personas. Este desarrollo reconoce tres opciones esenciales: poder tener una vida larga y saludable, poder adquirir conocimientos y poder tener acceso a los recursos necesarios para disfrutar un nivel de vida decoroso.” Según el Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo XXI, “…si no se dispone de esas opciones esenciales, muchas otras oportunidades permanecen inaccesibles.”

Desde el enfoque adoptado, la salud es un derecho fundamental del ser humano que debe estar garantizado por todos los Estados y, en este contexto, el medicamento es un bien social básico para la atención de la salud de la población. La observancia de este de-recho involucra activamente a los Ministerios de Salud, médicos, odontólogos, farmacéuticos, bioquímicos, veterinarios, enfermeros, etc.

Considerando la atenta lectura de la “Declaración de Punta del Este acerca de la resistencia a los antibacterianos en América Latina” se advierte la existencia de un problema de Salud Pública, que expresa el incremento de las infecciones por bacterias multi-resistentes tanto en los ámbitos comunitarios como hospitalarios dificultando la elección de antibióticos, fundamentado con claridad y precisión.

La complejidad de la cuestión se hace evidente por la diversidad de acciones necesarias para el cambio; curiosamente, son las palabras que inician las descripciones de las actividades destinadas a remediar el problema entre consumo excesivo e inadecuado de antibióticos y creciente resistencia bacteriana las que tienen una misma o parecida significación: “escasez”, “pobreza”, “déficit”, “carencia” y “ausencia”.

La enumeración y descripción de las “acciones necesarias hacia un cambio” que siguen al fundamento de “la resistencia bacteriana”, hace pensar en una evaluación de necesidades que expresa la discrepancia entre “lo que es” y “lo que debería ser”:

  • Ya en el enunciado de la primera acción, se advierte el problema de “la escasez” de presupuestos y su influencia en la carencia cualitativa y cuantitativa de profesionales y de recursos estructurales y de gestión.
  • La segunda cuestión introduce a “la pobreza” como problema grave en la transmisión de infección domiciliaria y hospitalaria, y a la falta de recursos para la observancia del tratamiento.
  • La tercera acción muestra la discrepancia entre “el déficit” de información y de formación y la necesidad de cursos de buenas prácticas clínicas.
  • La cuarta acción informa sobre “la carencia” o insuficiencia de servicios de epidemiología hospitalaria adecuadamente formados.

Y, finalmente, “la ausencia” de Comités de Control de Infecciones y/o los de Uso Racional de Antimicrobianos, en hospitales, que deben ser reconocidos por la Autoridad Sanitaria local.

Cuando como profesionales de la salud hablamos de la utilización racional de medicamentos estamos reconociendo el derecho a la mutua comprensión entre humanos. Por lo tanto, el deber ser de la racionalidad en el uso de los antibióticos fundado en los valores de la cohesión, solidaridad e inclusión requiere la adopción de las siguientes acciones:

1. Instituir políticas sanitarias destinadas a prevenir y contener la resistencia a los antimicrobianos en la población.

2. Cumplir pautas éticas congruentes en toda la región para la relación entre la industria farmacéutica y los profesionales de la salud tendientes a la promoción del uso racional de los antibacterianos.

3. Determinar la vigencia efectiva, desarrollo y evaluación en las Instituciones de Salud del “Programa de Control de Infecciones” y las “Guías Clínicas de Diagnóstico y Tratamiento.”

4. Optimizar la calidad de la vigilancia epidemiológica y la investigación coordinada de la resistencia a los antibióticos y establecer el sistema de alerta.

5. Relacionar acciones valiosas entre el sector agropecuario, médicos veterinarios y los dedicados a la medicina humana, reconociendo el imprescindible trabajo interdisciplinario, multidisciplinario y transdisciplinario como necesidad que servirá de preparación para afrontar riesgos permanentes de error.

6. Fomentar el cumplimiento de la legislación sobre la prescripción de los antibacterianos y la dispensación exclusiva con receta y en farmacia.

7. Suscitar la aceptación en las comunidades de la magnitud e impacto del problema de la resistencia microbiana a los antibióticos.

8.Diseñar, desarrollar y evaluar programas operativos ade-cuados que articulen los sectores de salud y educación para:

a) el desarrollo de campañas informativas con mensajes pertinentes relacionados al cumplimiento de los planes de vacunación, a los peligros de la automedicación, al uso responsable de los antibióticos y la estricta observancia del tratamiento.

b) la educación sanitaria comunitaria, actualizando estrategias de formación permanente desde los profesionales de la salud en ejercicio, abordando problemas globales para delimitar allí la aplicación de conocimientos parciales y locales adecuados, tendientes a la promoción de la Salud en función de prevenir la Enfermedad.

c) todos los niveles de escolaridad del sistema educativo: inicial, primario, secundario, superior y de capacitación docente;

d) la dispensación comprensible de la prescripción médica u odontológica a los pacientes de los antibióticos adecuados a sus necesidades clínicas, a las dosis pre-cisas y durante el tiempo establecido por el plan terapéutico;

e) la capacitación en el uso racional de antibióticos en pre y postgrado en medicina, obstetricia, odontología, farmacia, bioquímica, veterinaria, agronomía, etc.

9. Ampliar la investigación aplicada al desarrollo de nuevos antisépticos, vacunas, antibióticos y otros antimicrobianos.

10. Propender a modificar en los Medios de Comunicación la cultura popular al consumo despreocupado del Medicamento como mercancía en el mundo de la Oferta y la Demanda.

Entendemos que una educación para la salud orientada al uso racional de los antibióticos y al conocimiento de la resistencia que estos agentes producen, es una actividad que debe desarrollarse en todos los niveles de la sociedad, adoptando el conocido impera-tivo categórico de Kant: “Obra de tal modo que utilices lo humano,tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro, siempre al mismo tiempo como fin, y nunca meramente como medio”.

Fuente: Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires