BARBIJOS – Nuevo coronavirus (2019-nCoV)

BARBIJOS

    Nuevo coronavirus (2019-nCoV)

 5 de febrero 2020.

 

La SADI desaconseja el uso de barbijo a la población para la prevención del 2019-nCoV

Los virus respiratorios, incluyendo el 2019-nCoV, no se encuentran suspendidos en el aire. Es necesario que una persona infectada con dicho virus lo elimine a través de sus secreciones y solo estarán expuestos quienes se encuentren a corta distancia.

En Argentina, incluso en América Latina, no se ha confirmado ningún caso de 2019-nCoV hasta la fecha.

El uso de barbijo solo se recomienda para personas que tengan síntomas respiratorios (tos, fiebre, dolor de garganta) y que hayan regresado de China en los últimos 14 días o hayan estado en contacto con personas enfermas que hayan regresado de China en los últimos 14 días

Recomendamos como medidas generales para prevenir la transmisión de ésta y otras infecciones la higiene de manos y toser o estornudar sobre el pliegue del antebrazo.

 

Fuente: https://sadi.org.ar/novedades/item/893-desaconsejamos-el-uso-de-barbijo-a-la-poblacion-para-la-prevencion-del-2019-ncov

 

BARBIJOS: EXIGENCIAS DE ANMAT

 

Los barbijos son productos médicos regulados por ANMAT, inscriptos como tales en el Registro de Productores y Productos de Tecnología Médica.

Al momento de comprar barbijos se recomienda constatar que en el rótulo figure:

  • La leyenda “Autorizado por la A.N.M.A.T. PM XXX YY” (donde XXX es el número de legajo e YY representa el número de producto).
  • La razón social, dirección del fabricante y también del importador, si se trata de un producto importado.
  • El código del lote precedido por la palabra “lote”.
  • La fecha de fabricación y plazo de validez o la fecha antes de la cual deberá utilizarse el producto médico para tener plena seguridad.
  • Nombre del responsable técnico.

 

El número de inscripción de un producto médico se otorga a aquellos que han cumplido con las instancias internas de control y verificación tanto en los procesos productivos y de gestión de calidad incorporados por el establecimiento, así como del cumplimiento de la finalidad prevista por el fabricante, teniendo en cuenta requerimientos de seguridad y eficacia previsto en las disposiciones vigentes.

 

Fuente: http://www.anmat.gov.ar/webanmat/Comunicados/Prensa/2009/Barbijos.pdf