El CIMF recomienda: La científica villamariense que descubrió cómo es el nuevo Coronavirus

Laura Valinotto es una de las científicas argentinas que logró identificar la secuencia genética del Covid-19 o, como dice ella al ser entrevistada para Villa María VIVO, “conocer al enemigo para poder combatirlo mejor”.

La infancia y adolescencia de Laura transcurrió en Villa María mientras descubría su afición por la ciencia. Los juegos en el patio de su casa que se transformaron en “experimentos con hojas” y el juego de química de su hermano, predecían su futuro.

Cuando terminó el secundario en La Santísima Trinidad, se aventuró a mudarse a otra ciudad para estudiar la carrera de Biotecnología.

Luego, siguió su camino por doctorados y posdoctorados que la llevaron a Buenos Aires y al Hospital de Niños “Dr. Ricardo Gutiérrez”, en cuyo laboratorio se realizó este trabajo, en el que secuenciaron el genoma de cepas de 26 pacientes de Argentina.

Detrás de los virus

“Siempre estudié los virus del noticiero”, dice Laura desde Buenos Aires para explicar su trabajo. “Son esos que siempre salen en la tele, la rubeola, el dengue, el zika, Influenza H1N1, todos esos virus novedosos”, cuenta.

Como parte del laboratorio de virología, ella se encarga de analizar los virus emergentes y llevar el diagnostico a los bioquímicos del hospital.

Es el trabajo que realiza mucho antes de que la pandemia afectara a todo el mundo: conocer cómo son los virus, cómo es su estructura y cómo cambian. Cuenta Laura: “la genómica de los virus es siempre lo que hice, lo he hecho en todos los virus nuevos”.

Conociendo al Covid-19

Las científicas lograron identificar la secuencia genética del coronavirus de 26 pacientes. Con esto, conocen parte de las características del SARS-CoV2 y pueden pensar en futuras vacunas.

“Sirve para recabar información para ver cómo es el virus, como cambia, si cambia rápido o poco, si cambia poco yo puedo predecir qué voy a necesitar una vacuna todos los años o si hace falta una vacuna que va a durar para siempre”, explica Laura.

Para las seis científicas que formaron parte del equipo, “la alegría fue ver que todo funcionó”, que pudieron validar la técnica con la que estudiaban. “Acá todo lleva un tiempo mas largo entonces hicimos algunas cosas y otras las inventamos”, dice Laura.

 

Fuente: https://villamariavivo.com/